¿el alcohol es seguro durante un embarazo? Vamos a bucear.

ELEVATE at Pexels

Hoy en día no se conoce una cantidad segura de alcohol que se pueda consumir durante el embarazo, ni un lapso de tiempo en el cual sea seguro beber durante el periodo de gestación, pero lo que si es seguro es que el alcohol y el embarazo no son una buena combinación, aunque el consumo sea una cantidad mínima.

Aunque existen estudios que indican que el consumo ligero de alcohol durante el embarazo no dañan a tu bebé, en su mayoría casi todas las instituciones públicas del país, incluyendo la Academia Estadounidense de Pediatría recomiendan evitar el alcohol durante el embarazo e incluso mientras se esta tratando de concebir.

Todos los tipos de alcohol son dañinos para tu bebe, incluyendo el vino y la cerveza ya que literalmente cuando una mujer esta bebiendo alcohol durante el embarazo, el bebé también lo hace pues este absorbe todo lo que la mamá consume.

¿Cómo puede afectar el alcohol a mi bebé?

Cuando consumes alcohol, la bebida pasa rápidamente por tu torrente sanguíneo, por el cordón umbilical y enseguida a tu bebé. Los bebés, dado a que son pequeños y su cuerpo apenas se esta desarrollando procesan el alcohol mas lento que la mamá por lo que sus niveles de alcohol serían superiores.

Esto pone en peligro el correcto desarrollo de tu bebé en múltiples formas, entre las principales el riesgo de perder a tu bebé ya que el beber alcohol puede ocasionar abortos espontáneos. Otros riesgos serían bebés prematuros de bajo peso, poniendo en riesgo su vida o que más adelante tenga problemas de aprendizaje, habla, atención o hiperactividad.

Existen estudios que aseguran también, que las probabilidades de que los niños nazcan con tendencia a comportamientos agresivos, antisociales y problemas mentales es más alta cuando la mamá consume alcohol durante el embarazo.

La consecuencia más grave de consumir alcohol durante el embarazo es el SAF (Síndrome de Alcohol Fetal). El SAF es un trastorno permanente que se caracteriza por que el bebé tiene un desarrollo lento y pobre, rasgos faciales anormales, problemas cardiacos y daños en el sistema nervioso central. Otros defectos del SAF pueden ser que el bebé tenga la cabeza y el cerebro anormalmente pequeños, discapacidad intelectual, retraso en el desarrollo físico y visión.

Es importante añadir, que de acuerdo al Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, el exponer un feto al alcohol es una de las principales causas prevenibles de malformaciones congénitas y de problemas de desarrollo en el país.

Cómo se mencionó al principio de este artículo, el alcohol en la sangre pasa al bebé directamente por el cordón umbilical y esto conlleva varias consecuencias como el aborto espontáneo, muerte fetal y otro sin fin de discapacidades que también se conocen como TEAF (Trastornos del Espectro Alcohólico Fetal) como características faciales anormales, cabeza y cerebro pequeños, estatura baja del promedio, hiperactividad, dificultad para prestar atención o concentración, mala memoria, bajo nivel de aprendizaje, retraso del habla y lenguaje, coeficiente intelectual bajo, problemas de audición y/o visión, problemas cardiacos, riñones y/o huesos.

Es por todo esto que si estas embarazada y crees tener un problema de alcohol y no puedes dejar de consumirlo aunque sea en cantidades pequeñas que busques ayuda. Habla con un medico y/o algún familiar amigo que te pueda ayudar a ver tus opciones de terapia y tratamiento.  Si bebes alcohol durante el embarazo, nunca es muy tarde para dejar de hacerlo, entre más pronto busques ayuda será mejor no sólo para tu bebé sino también para ti.