Ayude a su Bebé a Dormir Mejor Usando el Método Montessori

Cuando esperas a tu primer bebé una de las cosas que esperas hacer con más ilusión es preparar el cuarto de tu bebé. Lo más común es pensar en los colores pasteles de acuerdo al sexo, mobiliario que haga juego, etc. Entonces nos encontramos con habitaciones que se ven hermosas, listas para revista, pero que en realidad son poco prácticas y nada que ver con las necesidades reales de tu bebé.

La filosofía Montessori propone algo distinto, un ambiente preparado, un espacio que respeta el ritmo de crecimiento del bebé y crea autonomía y conocimiento. Antes de llenar un cuarto con juguetes y mobiliario francés, debemos pensar en cuales son las necesidades reales del bebé y ser empático con su ritmo de crecimiento.

En este articulo explicaremos cual es el método ideal para dormir a tu bebé de acuerdo a este método. Cabe aclarar que el método Montessori más que un método educativo es una filosofía de vida que trata de dar autonomía a tu bebé en todos los aspectos de su vida diaria.

Es por eso que bajo esta filosofía, las cunas de bebés podrían representar una pequeña cárcel dónde el bebé se sienta restringido, que no tenga poder de elección de cuando dormir, independientemente de si tenga sueño o no, cuando levantarse o incluso sentir que su libertad de movimiento es limitada.

¿Cuál entonces sería la forma ideal de dormir a tu bebé?

  1. Una camita baja o un colchoncito en el piso:

La finalidad de este consejo es darle autonomía al bebé y que él o ella decida cuando dormir y cómo dormir. Tener el colchoncito en el piso es más recomendado para cuando el bebé empiece a gatear tenga una manera fácil de bajar y subir de su camita y por si gira no corra el riesgo de caerse y golpearse.

Ya una vez que camine solo sería que la camita fuese accesible por lo que pudiera estar un poco elevada para que tu bebé pueda fácilmente subir y bajar sin peligro. Como tip sería ideal que el bebé tuviera un tapete o alfombra a un lado del colchón o cama para así evitar que el bebe se lastime si se llegará a caer.

  1. Habitación en tonos neutros:

El mejor ambiente para un bebé es una habitación con colores neutros, ya que estos le transmitirán paz y bien estar. Una habitación con colores muy vivos o fuertes pueden alterar un poco al bebé, causar un sensación de estrés e incluso alterar su estado de animo. Lo mismo aplica para el mobiliario, lo mejor es que los muebles también sean de colores cálidos y neutrales.

  1. Habitación segura y despejada:

Otra recomendación del Método Montessori es que la habitación de tu bebé esté despejada, ya que si el se levanta de su camita podrá moverse con libertad y de manera segura. Evitando que le caiga encima o quitando objetos que no son adecuados para su edad.

Es muy común que los bebés tengan la necesidad de estar cerca de sus padres por la noche, por lo que te puedes encontrar con el problema de cuando es el momento adecuado para dejarlos dormir solos en su habitación, darles autonomía y libertad, pero sin forzar sus ritmos.

Algo que podrías hacer es tenerle su propio cuarto con su ambiente adaptado y en tu habitación una camita accesible y que él decida por sí solito cuando dormir en su propio espacio.

Toda las noches puedes hacer una parada en su habitación, leerle un cuento, crear un ambiente de paz, ponerle en su camita su peluche favorito, acostarlo, taparlo y ya que él decida si quiere dormir ahí o no y cuando el esté listo que tome la decisión de quedarse ahí sin forzarlo. De esta manera estarás fomentando su autonomía y respetando los ritmos de tu bebe.

Ayude a su Bebé a Dormir Mejor Usando el Método Montessori