Cómo tratar una erupción de bebé

Pixabay at Pexels

El sarpullido es una erupción de pequeños bultitos y ampollas en la piel a causa del calor. Y es unos de los males más comunes en los bebés. Estos bultitos pueden ser de color rojo, y aunque es muy común en los bebés puede aparecer tanto en niños como en adultos.

Las áreas mas comunes afectadas por el sarpullido es en los pliegues de la piel y en partes del cuerpo donde la ropa es mas justa como cuello, brazos, entre pierna y/o estomago. El clima cálido y húmedo es el más influyente para este tipo de sarpullido, pero puede aparecer en invierno si tu bebe tiene fiebre y lleva mucha ropa.

En si, este mal no es grave ni doloroso pero puede ser múy incomodo para tu bebé e irritante. Aunque si tu bebé tiene ampollas estas si pueden llegar a doler al tocarlas.

Tratar el sarpullido por el calor es fácil, solo debés enfriar a tu bebé, aflojarle o quitarle la ropa para que la piel respire. Lavarle con agua fresca para limpiarle el sudor o pasar pañuelos húmedos por las áreas afectadas.

Deja que se seque al aire en lugar de usar una toalla. Lo le apliques cremas ni medicina para sarpullido a menos que su pediatra te lo señale. Y principalmente, deja que su piel respire con prendas suaves y frescas o bien dejalo desnudo por ratitos.

Para evitar el sarpullido, es recomendable que en días calurosos mantengas a tu bebé en casa o si si estas al aire libre asegurate que sea lo más fresco posible, con sombra y asegurate de hidratarlo constantemente. Vístelo con prendas holgadas y livianas y presta atención a las áreas donde tu bebé suda más, lavalas con agua fresca y trata de mantenerlas siempre secas.