Descubrir canciones de portada que no sabías sobre

Murilo Soares at Pexels

Desde los inicios de la música grabada es común que los compositores y las disqueras repartan una misma canción entre varios cantantes.

Probablemente al escuchar una canción nueva en la radio o en internet alguna persona piense “esa canción me suena familiar”, y probablemente es porque se trate de una nueva versión de una canción vieja cantada por un artista de moda.

“Era un bikini a lunares, amarillo…”, es la frase del coro de una canción muy popular a principios de la década de los años 90’s por los argentinos The Sacados. Esa canción es la versión en español de una canción grabada en 1960 llamada “Itsy Bitsy Teenie Weenie Yellow Polkadot Bikini” por Brian Hyland. Los poco más de 30 años de diferencia entre una canción y otra, más el cambio de idioma, ayudaron a que la canción se sintiese como nueva entre el público.

Con un segundo aire profesional gracias a una popular serie de televisión, Luis Miguel también ha recurrido a canciones con previo éxito para grabar sus discos. Tal es el caso de “Ahora te puedes marchar”, canción que Luismi grabó para uno de sus discos en 1987 que es la versión en español de “I only wan’t to be with you” de The Bay City Rollers lanzada en 1974, que, a su vez, es cover de la versión de 1964 grabada por Dusty Springfield. La versión de Luis Miguel se toma como cover de The Bay City Rollers por el arreglo musical que “El sol” utilizó para su versión, el cual es casi idéntico al de la banda.

“All by my self” es hoy en día conocida gracias a la voz de Céline Dion, pero la canción data de 1975 cuando su autor Eric Carmen la grabó y lanzó como sencillo alcanzando una notable popularidad. La versión de la cantante canadiense se grabó en 1996 y desde entonces se ha vuelto un imprescindible en los conciertos de Dion. En español el cantante Luis Miguel grabó una versión en 1987.

La mexicana Thalía grabó en 2012 el tema “Manías” el cual la volvió a colocar en los primeros lugares de la radio y ventas de discos. Dicho tema había sido grabado por su autor Raúl Ornelas poco tiempo antes, pero fue la popularidad de Thalía y su interpretación la que puso el tema en el radar del público. Otro tema que Thalía grabó con gran éxito es “Qué será de ti” de Roberto Carlos en el año 2009 como parte de su disco “Primera fila”.

El que un cantante grabe una nueva versión de una canción vieja, ya sea que la original haya sido o no exitosa, no siempre es malo, pues a veces logran que el público conozca una letra poderosa o una melodía hermosa. Hay incluso canciones que al ser retomadas por otro artista se vuelven más populares por la interpretación que le da el arriba cantante y pueden superar la versión original, ya sea en ventas o en críticas especializadas.